Síntomas de la bronquitis asmática

La bronquitis asmática es una enfermedad obstructiva crónica también conocida como EPOC, debido a que es la unión de dos enfermedades pulmonares que son graves para los seres humanos, por un lado el asma y por el otro la bronquitis.

Para poder entender bien esta enfermedad debemos de desglosar cada una de ellas y entender en su totalidad sus efectos, causas y síntomas.

Para empezar la bronquitis es una enfermedad que produce una inflamación en los tubos bronquiales, los cuales se encargan de poder suministrar aire a los pulmones, se éstos se vuelven estrechos y obstruyen las vías respiratorias, lo que complica la acción de respirar.

El asma también produce una inflamación pero en los músculos de las vías respiratorias.

Cuando estas dos enfermedades se presentan al mismo tiempo se le llama bronquitis asmática.

Algunos de los síntomas de la bronquitis asmática son:

  • En esta condición el cuerpo presenta muchas dificultades para respirar.
  • Se presentan muchos dolores en el pecho y una fuerte opresión en el mismo.
  • Se presentan complicaciones y se pueden crear infecciones en las vías respiratorias como el resfriado y la gripa.
  • El cuerpo presenta dolores e irritaciones en la garganta.
  • Se tiene una tos fuerte y se produce mucha cantidad de saliva que puede durar muchas semanas.
  • Se puede tener perdida de voz o dificultad al momento de hablar, este es un síntoma muy común ya que por las inflamaciones y las infecciones es el que más rápido se presenta.
  • Un síntoma fuerte es que el cuerpo presenta debilidad y fatiga, también se presenta a lo que llamamos “cuerpo cortado”, que es cuando el cuerpo presenta muchas debilidades al momento de caminar o cargar.

A veces la bronquitis asmática puede producir dolores fuertes, infecciones agresivas y mucosidad abundante.

  • La bronquitis asmática puede ser causada por diferentes motivos como:
  • Un mal tratamiento de una infección producto de bacterias o virus.
  • El tabaquismo también puede ser una de las causas más comunes.
  • La exposición de algunos químicos y/o contaminantes.
  • Los cambios bruscos de clima.
  • El estrés tanto físico como emocional también son factores que pueden ocasionar esta enfermedad.
  • El contacto con una persona que tenga esta enfermedad también puede provocarla.

Existen tratamientos para la bronquitis asmática, lo primero es identificar los síntomas y asegurarse al 100% de que se trata de una bronquitis asmática para no confundirla con otra enfermedad que pueda provocar uno o varios síntomas similares.

Es indispensable contactar a un especialista, el cual recomendará el medicamento necesario para poder ser tratada.

Sin embargo esta enfermedad es la fusión de dos enfermedades pulmonares diferentes de modo que debe ser tratada de una manera especial.

El médico puede recetar medicamentos tanto para la bronquitis como para el asma, y es usual que recete medicamentos para la congestión y la inflamación de vías respiratorias.